• Representar, gestionar, fomentar y defender los intereses de la edición y de las empresas editoras asociadas.

• Defender la libertad de edición y la libre circulación del libro.

• Perseguir la competencia ilícita o desleal, así como la reproducción ilegal del libro.

• Representar al sector editorial ante la Administración local o autonómica.

• Servir de lugar de encuentro de los editores asociados y constituir un foro abierto a la discusión de cuestiones de interés común.

• Realizar estudios prospectivos, monográficos, estadísticos, encuentas, etc., de interés para las empresas asociadas.

• Canalizar y orientar la presencia y participación de los editores asociados en ferias y exposiciones nacionales e internacionales.

• Informar a las empresas sobre cualquier aspecto o modificación legislativa de interés para el editor y en particular sobre cuanto se refiere a la política cultural, tecnológica, económica, financiera, fiscal y laboral de las Administraciones públicas.

• Organizar actividades de promoción del libro y de la lectura.

• Organizar actividades de actualización profesional, seminarios, encuentros, debates, etc.

• Informar a la opinión pública acerca de la actividad editorial, sus problemas y perspectivas.

• Relación con otros gremios del sector.