Ampliación de la compra de fondos bibliográficos y apoyo a la celebración de la Feria del Libro en el Retiro; dos nuevas medidas para reforzar el sector

La Comunidad de Madrid ha anunciado hoy la ampliación en 1,15 millones de euros de la partida de compra en librerías madrileñas de los fondos bibliográficos destinados a Bibliotecas Públicas de la región. Esta cifra se suma a la ya contemplada en el acuerdo marco anunciado el pasado mes de enero, que pasará de 2,08 a 3,23 millones de euros para el 2020.

Con esta medida, la CAM pretende mitigar el impacto que está teniendo en el sector del libro el estado de alarma decretado por el Gobierno central y mostrar su apoyo a las librerías madrileñas.

Tal y como ha señalado la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, el objetivo es “incentivar la venta del libro como motor económico del sector cultural, y prestar un apoyo decidido a las librerías para que la región siga encabezando el panorama nacional del libro e impulse también su relevancia internacional”.

Además, a esta cantidad se suma la compra de libros por valor de 208.000 euros, y la subvención que la Comunidad de Madrid otorga a los municipios de la región para compra de libros, que asciende a otros 700.000 euros. “En total, vamos a invertir este año 4,13 millones de euros en la compra de libros en librerías de la Comunidad de Madrid”, ha afirmado Rivera de la Cruz.

El acuerdo al que se suscribe este aumento de la inversión fue aprobado en Consejo de Gobierno el pasado mes de enero, con una vigencia de dos años prorrogables por otros dos. Con este acuerdo, se realizarían compras por valor de dos millones de euros anuales hasta un máximo de ocho millones de euros en un plazo de cuatro años; y ahora se verá ampliamente incrementado con esta nueva medida.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado hoy que declarará la Feria del Libro en el parque del Retiro de especial significación ciudadana y de interés general para la ciudad de Madrid. La delegada del Área, Andrea Levy, ha señalado que “este destacado evento cultural es uno de los más relevantes que se celebran cada año en la ciudad, es un evidente promotor de la lectura, la creación literaria y la defensa de las librerías”

Así, “la identidad propia de la Feria del Libro, su perfil como motor económico y el prestigio que proporciona a la ciudad de Madrid la convierten en merecedora de un tratamiento específico por parte de la administración municipal. En estos momentos de incertidumbre, el Ayuntamiento quiere mostrar su entrega y dedicación al sector del libro porque la lectura se ha convertido en una de las mejores compañías durante el confinamiento”, ha añadido Levy.

El objetivo de esta declaración, según el consistorio madrileño, es “preservar y garantizar la permanencia de la feria en el parque de El Retirodada su vinculación histórica con este espacio emblemático”. Esta medida permite también estudiar posibles incentivos económicos vía patrocinios a los participantes en la feria.

El Retiro está catalogado como parque histórico de conformidad con el artículo 4.6.4 del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. Esta calificación permite su uso cultural, dotándole de este modo de una funcionalidad añadida, además de la de preservación del ambiente natural y del uso deportivo y recreativo.