Entrevista con Antonio Iglesias, coordinador de diseño de Libros a la Calle

marzo 28, 2019 0 comments ortega19 Categories Nuestra actividadTags , ,

Cerramos esta serie de artículos dedicados a los ilustradores que han participado en la última edición de Libros a la Calle, y lo hacemos con Antonio Iglesias, coordinador del diseño de la campaña e ilustrador “accidental”.

Antonio viene del mundo de la imprenta, de la fotocomposición en concreto. Después de que la revolución tecnológica suprimiera pasos como éste en el proceso del libro, Antonio continuó desarrollando su trayectoria profesional en el mundo del diseño gráfico y la maquetación, dentro del sector de la publicidad. Cuando nació Libros a la Calle, se implicó al cien por cien en el proyecto.

Eres un “histórico” de la campaña…

Algo así… lo cierto es que me encargo de la maquetación de los carteles desde el inicio de la campaña, hace ya 22 años. Es un proceso que ha cambiado con el paso del tiempo, porque la tecnología ha provocado cambios en la forma de trabajar. Pero los pasos siguen siendo los mismos: una vez elegidos los textos hacemos una pre-maqueta donde únicamente colocamos el texto y se lo enviamos los ilustradores para que tengan una idea del espacio del que disponen. Desde el principio Alberto Descalzo, creador de esta idea que tanto ha calado en los usuarios de los transportes públicos de Madrid, quiso que los ilustradores tuviesen libertad tanto a la hora de realizar la ilustración como de la disposición de la página. Con esta premisa cada ilustrador distribuye los elementos como mejor le parece.

Cartel Zorrilla. Libros a la Calle. Asociación de Editores de Madrid

En la pasada edición ilustraste además uno de los textos; el correspondiente a la Leyenda “A buen juez, mejor testigo”, que recoge José Zorrilla

Mi participación como ilustrador ha sido accidental y seguramente ni mi método ni el proceso se ajuste a lo que un ilustrador hace para enfrentarse a un proyecto. Yo ya conocía esta leyenda, “A buen juez, mejor testigo”, y sabía de la existencia de la imagen que hay en Toledo. El texto es bastante largo y eso suponía un reto a la hora de jugar con los espacios. Tenía decidido que la ilustración debía resumir toda la leyenda y creo que el momento clave es cuando el Cristo participa como testigo y baja la mano como gesto de asentimiento. A partir de aquí dibujé el contorno de la figura y comencé las pruebas hasta llegar a este resultado, donde se adivina el Cristo, pienso que de manera suficiente, así como su brazo descolgado. Debía ser algo sencillo, que no distrajese de la visión de la figura, sin mucho color. Y éste fue el resultado.

Hemos podido comprobar que para todos los ilustradores es realmente gratificante formar parte de Libros a la Calle y ver cómo los usuarios de transporte público de Madrid disfrutan de sus trabajos.

Eso es exactamente lo que aporta esta campaña. La lectura es la mejor afición; es una fuente inagotable de conocimiento, de ocio, de fantasía… y cualquier acción que promueva la lectura es fundamental. Yo también soy usuario de los transportes públicos y me gusta ver que hay personas que los leen, y esto se comprueba sobre todo cada vez que cambia la campaña. Un buen indicativo, además,  es el buen estado en el que se conservan, generalmente sin romper y sin pintar. Debemos tener en cuenta además que estamos compitiendo con Whatsapp, Facebook, Instagram… ¡y esto no es cualquier cosa!

Carteles de Libros a la Calle, Asociación de Editores de Madrid

En cada edición de Libros a la Calle, compartimos una decena de fragmentos cedidos por sus autores y acompañados por la creatividad de otros tantos ilustradores. Además, leyendo el código QR que figura en los textos con vuestro smartphone, podéis acceder a la web para conocer algo más de la obra y de su autor.

DESCUBRE NUESTRA CAMPAÑA