Los viajes de Alí Bey

Los viajes de Alí Bey

Domingo Badía

Jorge Arranz

2018

Biografía del autor

Aunque barcelonés de nacimiento, vivió muy ligado a las tierras almerienses, en concreto, a Vera. Allí llegó en 1778, cuando su padre ocupó el cargo de Contador de Guerra, puesto en el que le sucedería a partir de 1787. En Vera se casó con María Luisa Burruezo (1791) y tuvo dos hijos. Su espíritu ilustrado y aventurero hizo que planeara un viaje para recorrer África bajando por el Sáhara hasta el Golfo de Guinea, de aquí, al Nilo y, por el desierto líbico, llegar al Mediterráneo, primero con un interés científico y, cuando no encontró financiación, con carácter político y militar contra el Reino de Marruecos. Tras muchos pesares, consiguió el apoyo de Godoy (1802), que se mostró interesado en ampliar la influencia española en el territorio del sultanato de Marruecos. Bajo el nombre de Alí-Bey, príncipe Abassida, consiguió introducirse en la corte del sultán Muley Solimán, ganándose su confianza e iniciando un complicado plan de desestabilización interna. Sin embargo, los escrúpulos morales de Carlos IV impedirán al primer ministro Godoy y a Alí-Bey culminar su proyecto. A su regreso, tras la derrota francesa en la Guerra de la Independencia, se exiliaría, junto a otros afrancesados, en el país galo. En 1818 el gobierno francés le encargó un nuevo viaje a Oriente Medio con el objetivo de ampliar las relaciones comerciales en la zona. Durante su estancia en Damasco le sorprendió un ataque de disentería que acabó con su vida. Fue el primer cristiano que estudió a fondo las costumbres árabes y que visitó la Meca y la gran Mezquita, aportando abundantes datos y conocimientos hasta entonces desconocidos. Ha sido considerado el primer espía de la época contemporánea. (Fuente: María Luisa Andrés Uroz – Instituto de Estudios Almerienses)

Resumen de la obra

Domingo Badía y Leblich, conocido como Ali Bey el Abbassi fue uno de los primeros viajeros en recorrer como un musulmán más, parte del continente africano y el Oriente Medio.

Perfecto conocedor de la lengua árabe suplantó la personalidad de un príncipe abbassí para así acceder a muchos ámbitos que estaban vedados para cualquier no musulmán. Recorrió todo el norte de África y algunos lugares del Próximo Oriente. Fue el primer español que viajó a Egipto y describió algunos de sus más grandes monumentos y también visitó la Meca.

No cabe ninguna duda de que su libro contribuyó a que otros exploradores y científicos europeos posteriores se iniciaran en el deseo de conocer tan lejanas tierras y culturas. Este viaje, encargado por Godoy, tuvo unos objetivos científicos y políticos muy concretos. En esta obra, Alí Bey como buen ilustrado y con una amplia cultura realiza numerosas observaciones de carácter científico sobre botánica, astronomía, geografía o zoología, todo ello acompañado de ilustrativos dibujos realizados por él mismo.

(Fuente BNE)

Le informamos de que nuestro sitio web utiliza Cookies. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, o bien cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar