Forum edita

El compromiso institucional con una Mesa del Libro, la recuperación del sector y el papel de las librerías marcan el Forum Edita 2020

septiembre 4, 2020 0 comments ortega19 Categories Noticias del sectorTags ,

Ayer se celebró el Forum Edita, el encuentro anual del libro y la edición, organizado por el Gremi d’Editors de Catalunya y la Universidad Pompeu Fabra (UPF). En formato híbrido (presencial en Barcelona y por streaming), el Forum ha contado con profesionales y expertos nacionales e internacionales del sector que han participado para contestar, fundamentalmente, a dos grandes preguntas: ¿Cómo estamos después del covid? ¿Cómo el covid nos va a cambiar, cómo se editarán libros de ahora en adelante?

COMPROMISO CON EL PACTO POR EL LIBRO Y LA LECTURA

Durante el acto inaugural intervino telemáticamente el ministro de Cultura y Deporte, Manuel Rodríguez Uribes, quien anunció que pronto se convocará “una Mesa del Libro con representantes de toda la industria” para trabajar en la creación de un Plan estatal de lectura.

Uribes recordó que el sector editorial es “la primera industria cultural de nuestro país, con un volumen de exportaciones que supera los 615 millones de euros, y su negocio mueve más de 2.300 millones. Sois parte de un importante sector tractor de nuestra economía y por tanto sois una palanca esencial en esta transición de modelo económico que debemos acometer”.

LA ANSIADA RECUPERACIÓN EN V

Patrici Tixis, presidente del Gremi d’Editors de Catalunya y codirector del evento, se mostró optimista al afirmar que, tras las dificultades vividas debido a la pandemia, el sector del libro está viviendo una recuperación en forma de V como demuestra el hecho de que las ventas en España en lo que va de año equivalgan a un 85% del mismo período del año anterior.

La lectura ocupó un lugar esencial durante el confinamiento (tercera actividad preferida por detrás de la televisión y las llamadas), una conquista que hay que mantener en los próximos meses. En este sentido, para Iñigo Palao, consultor de GFK, “el libro tiene oportunidad de seguir creciendo en V, no como otros sectores, y hay nuevas oportunidades -como el ebook y el consumo de ocio dentro del hogar- que han de aprovecharse”.

Durante su ponencia, Iñigo Palao ha compartido la gráfica de la recuperación del sector en España, estimando que el año puede llegar a cerrarse con una caída inferior al 10%.

LAS LIBRERÍAS, FUNDAMENTALES

Las librerías han sido reconocidas, a lo largo de todas las intervenciones, como el gran salvavidas del libro. Durante la presentación, Tixis explicó que, “cuando volvieron a abrir, las cifras de ventas se recuperaron a niveles similares o supe­riores a los de antes de la pan­demia”.

Por su parte, Palao ha subrayado la fidelidad del lector y recordado que “es fundamental apostar por los tejidos tradicionales que son los que dan sostenibilidad a las ventas del sector”.

También Jesús Badenes (Grupo Planeta) afirmó que, a pesar del crecimiento de soportes electrónicos, “el libro impreso sigue llevándose la parte del león” y recomendó a los libreros que desarrollen su parte de comercio electrónico: “la gran revolución que hemos vivido en este confinamiento ha sido el comercio electrónico (uno de cada cuatro libros se vende por este canal) y el gran crecimiento se ha producido en librerías tradicionales. La vida ahora se produce en los barrios y eso ayudará a las librerías. Amazon puede vender 15 o 20 libros de cada cien, pero las librerías siguen vendiendo más de 70”, insistió Badenes.

Para Núria Cabutí (Penguin Random House) ha sido uno de los aprendizajes de estas semanas: “la lealtad del lector a la librería ha demostrado la capacidad prescriptora de la librería y revela una relación personal, un vínculo, que hay que cuidar. En España hemos comprobado el papel de la librería como prescriptor para dar a conocer novedades, mientras que el online sirve más para vender fondo. Trabajar con la librería y apoyarla está en nuestro eje principal de trabajo”.

NUEVAS TENDENCIAS

La idea de la pandemia como “acelerador de tendencias” ha sido compartida por todos los ponentes. “Todo el marketing está sufriendo una transformación”, explicaba Cabutí; “el hecho de que la gente consulte en internet nos permite conocer muy bien los resultados de las promociones para enfocarlas mejor, las presentaciones pasan a hacerse online… cada vez vamos a convivir más con modelos híbridos de trabajo y eso también implica otras preguntas; habrá que pensar qué haremos con las oficinas, tener más sensibilidad con las cuestiones medioambientales, con las tintas que usamos o qué haremos con los libros que no se venden”.

Ha insistido también en la necesidad de reforzar el mercado online, ya que los países más avanzados en este terreno son los que han sorteado mejor la bajada en el mercado editorial: “En Estados Unidos ha crecido tanto el mercado que no hay capacidad de producción para toda la demanda de lectura que hay. En cambio, en los mercados latinoamericanos la situación es tremenda. Son economías que están sufriendo y se habla de un retroceso social de dos décadas”. El mercado editorial en América Latina ha tenido una caída de hasta un 90% en las importaciones de libro español. “Habrá una recuperación en latinoamérica muy muy lenta”, ha asegurado Cabutí.

APRENDIZAJES EN LA EDICIÓN EDUCATIVA

Miguel Barrero (Grupo Santillana y presidente de la Federación de Gremios de Editores de España) ha abordado la edición educativa durante la pandemia: “Estamos satisfechos con la labor que hemos realizado y con la capacidad de responder a las necesidades educativas que han surgido. Hemos facilitado que haya una continuidad en el proceso de aprendizaje con todos los materiales analógicos y digitales. La cuestión es ¿cuánto va a quedar del modelo blended (mixto presencial y digital) de educación cuando volvamos a la normalidad total?”

Para Barrero el confinamiento ha puesto sobre la mesa algunas cuestiones importantes, como el descubrimiento de la tecnología por parte del sistema educativo. “Los editores llevamos dos décadas desarrollándola, pero estaba infrautilizada. En el confinamiento se ha multiplicado este activo por 3 o por 4 y es bueno porque enriquece el ecosistema de recursos”, ha explicado.

Miguel Barrero

También ha reflejado que con sólo tecnología no basta, que hay que saber para qué sirve en la educación y cuál es su papel: “La innovación requiere método, planificación y materiales. El producto digital no es una transposición del papel, es un producto distinto. Lo hemos comprobado durante el confinamiento, y esto pone en valor el trabajo de los editores educativos y del material educativo, así como los desarrollos tecnológicos”.

“El sistema educativo estaba diseñado para la presencial y se ha roto”, ha asegurado Barrero. “La familia ha pasado de supervisor a educador y ha tenido una valoración directa de los recursos. Hay que tenerlos en cuenta, al igual que hay que fomentar las comunidades en internet”.

Barrero ha finalizado reclamando una vez más la revisión de los modelos de gratuidad “porque son inviables para la economía del sector y además no están facilitando una igualdad de oportunidades en función del territorio. Es un sistema que tiene muchas desventajas y defectos. Estamos a favor de la gratuidad, pero no estamos de acuerdo con los modelos de gestión”.

El Forum Edita, que este año ha sido seguido por más de 600 personas vía streaming, nació en 2016 a raíz de la declaración de Barcelona como Ciudad Literaria por la Unesco. Desde entonces, sus responsables han buscado  proyectarla como la capital editorial internacional de la literatura en lengua castellana. La próxima edición está prevista del 7 al 9 de julio de 2021.