El Gremio de Editores de Cataluña celebra la 35 Nit de l’Edició

diciembre 22, 2020 0 comments ortega19 Categories Noticias del sectorTags

Ayer tarde tuvo lugar, en el Auditorio Axa de Barcelona, la 35ª Nit de l’Edició, que organiza el Gremio de Editores de Cataluña con la colaboración de CEDRO. Este año el Gremio ha distinguido con el premio Atlántida a las librerías La 2 de Viladric (Tortosa, 1760), Fabre (Barcelona, 1860) y Geli (Girona, 1879). Con este reconocimiento a las tres librerías más antiguas de Catalunya asociadas al Gremi de Llibreters, el jurado quiso rendir un homenaje al conjunto de librerías de Catalunya “por su esfuerzo, resiliencia y continuidad en el trabajo y por su defensa y promoción del libro y de la lectura, especialmente en un año como este, tan difícil por los efectos de la pandemia que estamos viviendo”.

El Gremio hizo también un reconocimiento especial a Editorial Casals, con motivo de sus 150 años de actividad editorial continuada; a Marcombo y Ediciones Paidós por su 75º aniversario; y a la Editorial Efadós y la Fundació per a la Universitat Oberta de Catalunya. Editorial UOC, que celebran los 25 años de su creación.

Durante el mismo acto se entregó también el Memorial Fernando Lara, que otorga la Cambra del Llibre de Catalunya y que reconoce a un joven empresario o a una nueva iniciativa empresarial del sector del libro. Este año recayó en la editorial Akiara Books, de Barcelona, iniciativa de Inês Castel-Branco.

Por último, la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña hizo entrega del XXIII Premio de Traducción Ángel Crespo a Victoria Alonso Blanco por la traducción del inglés al castellano de la obra Nueve cuentos malvados de Margaret Atwood, publicada por Editorial Salamandra.

Como cada año, el presidente del Gremio de Editores de Cataluña, Patrici Tixis, presentó en la misma mañana la valoración anual. En la rueda de prensa, Tixis corroboró que la edición catalana ha disfrutado de una importante recuperación de las ventas durante el segundo semestre, que ha llevado a reducir las caídas al 5%, cuando durante los meses de confinamiento llegó a ser del 60%. Una fotografía sectorial que se completa con otros mercados, como el de las exportaciones en América Latina, con caídas superiores al 40% y el libro de texto, en el que se estima una caída superior al 10%.

Tixis quiso destacar los tres factores fundamentales que están contribuyendo a la dinamización de los libros de interés general en este segundo semestre: “una clara recuperación del hábito de lectura de los ciudadanos ya manifestada durante el confinamiento y consolidada posteriormente, un apoyo decidido de los lectores en las librerías de proximidad y, finalmente, el éxito de la cooperación público-privada en la que las administraciones han jugado un papel clave para contribuir a que el tejido empresarial del mundo del libro pudiera aguantar el primera empuje de la crisis”.

De esta crisis hemos aprendido básicamente dos cosas, señaló Tixis, “la primera que el libro es un bien esencial de primera necesidad para los ciudadanos, los que reconocen abiertamente que el libro les ha ayudado a soportar mucho mejor la pandemia; y la segunda que el comercio electrónico se ha demostrado un buen aliado para los lectores en tiempo de librerías cerradas”.

El presidente del Gremio valoró muy positivamente el esfuerzo de las librerías que “han dado un gran paso adelante respecto al comercio electrónico de libros físicos destacando no sólo el trabajo que han hecho muchas librerías de forma individual, sino el nacimiento de plataformas de venta y distribución en línea fruto de la alianza entre libreros como la plataforma Todostuslibros.com».

Recordó también las principales campañas realizadas por el sector y celebró la puesta en marcha de la Mesa del Libro y la Lectura, que es el embrión de lo que debe ser el futuro Pacto de Estado por el Libro y la Lectura. “Para el sector editorial, según Tixis, este Pacto es fundamental para poder tener medidas concretas de carácter estratégico que permitan aumentar la afición por la lectura, potenciar las librerías y la modernización de toda la cadena de valor del libro y cuidar las bibliotecas”.