La Federación de Cámaras del Libro de España (FEDECALI) pide al Gobierno que adopte medidas ante los efectos de esta crisis en el sector

marzo 19, 2020 0 comments ortega19 Categories Noticias del sectorTags ,

Libreros, editores y distribuidores españoles han querido expresar mediante un comunicado su preocupación por los efectos que la crisis del coronavirus pueda tener sobre el sector. Consideran que existe el riesgo de que muchas de las empresas que conforman el tejido del sector no puedan superar las dificultades económicas que la pandemia está generando. La preocupación se extiende en el conjunto de editores, libreros y distribuidores que comparten una tipología de empresas pequeñas, incluso microempresas que representan 70% del tejido del libro y que están en riesgo de supervivencia.

En este sentido, quieren recordar que, en la actualidad la industria del libro constituye el primer sector cultural del país, cuenta con un tejido empresarial conformado fundamentalmente por pequeñas y medianas empresas que garantizan la pluralidad y la diversidad. El cierre de estas, como consecuencia de esta crisis supondría una pérdida irreparable para la cultura de España.

El cálculo estimado por el sector del libro señala que la paralización de la actividad podría suponer la reducción en un tercio de la facturación del sector en el país, alrededor de mil millones de euros, 800 provenientes del mercado interior y 200 del mercado exterior del libro.

Para los editores, distribuidores y libreros es prioritario que las medidas adoptadas por el Gobierno para dotar de liquidez garanticen la solvencia de las empresas, por lo que le piden al Ministerio de Cultura y Deporte como medida perentoria que arbitre y facilite que se tomen acciones en el sector del libro para evitar la pérdida de empresas y el consiguiente daño irreparable para el panorama y el patrimonio cultural.

También han manifestado la necesidad de que comiencen a tramitarse algunas iniciativas que permitan revitalizar la actividad e incentivar la adquisición de libros una vez que se haya puesto fin a la emergencia sanitaria. Petición que también quieren trasladar a Comunidades Autónomas y al Ayuntamiento que podría jugar un papel determinante. Entre ellas, la activación de un plan de compra para las bibliotecas mediante el sistema librero en todo el territorio, para ello solicitan que se flexibilicen y agilicen los procedimientos de compra por parte de las instituciones.

Asimismo, consideran necesario poner en marcha un bono libro para la adquisición de libros basándose en modelos ya testeados con éxito en algunas comunidades autónomas como Cataluña con una doble función: el fomento de la lectura y el incentivo por el consumo de libros.

Por último, y entre otras solicitudes, expresan su deseo de articular medidas para el uso del sistema de chequelibros dentro de los programas de gratuidad de los libros de texto para que sean adquiridos por las familias en cualquier librería.