“La unidad del sector ha sido clave para lograr los apoyos institucionales que hacen posible la celebración de la Feria del Libro de Madrid”

julio 10, 2020 0 comments ortega19 Categories Nuestra actividadTags

Los editores valoran muy positivamente el apoyo de las administraciones públicas, destacan el trabajo conjunto de la comisión organizadora y celebran que finalmente tenga lugar “el evento cultural más importante de la ciudad”, ya que permite visibilizar la mayor oferta editorial española.

La Feria del Libro de Madrid se celebrará el próximo otoño, del 2 al 18 de octubre. Ayer tarde la Comisión Organizadora confirmó que la feria sigue adelante tras una semana en la que han trabajado para recabar el apoyo imprescindible de las administraciones públicas.

“Desde la AEM, junto con la FGEE, que también está representada en la Comisión Organizadora de la Feria del Libro de Madrid, agradecemos la aportación decisiva del patrocinio de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, así como la aportación del Ayuntamiento de Madrid a través del Área de Cultura, Turismo y Deporte, que han promovido la Declaración de la Feria en el Retiro como “Bien de Interés Cultural”, cediendo como todos los años este marco incomparable. No queremos dejar de mencionar también la implicación del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España”, ha afirmado el portavoz de los editores en la comisión, Paulo Cosín.

Este apoyo institucional ha cristalizado en un patrocinio especial de la Comunidad de Madrid, de 300.000 euros – “sin el cual la Feria del Libro de Madrid no podría celebrarse en 2020”, ha explicado la comisión organizadora -, en la aportación de 66.000 euros por parte del Ayuntamiento de Madrid, y en el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte con 15.000 euros.

“La unidad del sector, editores, distribuidores y libreros, manifestada con firmeza durante toda la etapa desde el inicio de la pandemia, ha sido clave también para conseguir los apoyos institucionales necesarios para la celebración de la próxima FLM, que consideramos el evento cultural más importante de la ciudad de Madrid”, ha resaltado Cosín.

Un sector en marcha, una feria segura

Como explicaba el comunicado emitido por la organización de la Feria, “La Comisión Organizadora considera ineludible volver a una normalidad de toda la industria, efectuando un inicio gradual y seguro de la actividad en ferias, librerías y editoriales. Poner en marcha la industria del libro es ahora mismo más importante que nunca, pero siempre con la mayor seguridad y responsabilidad”.

Al igual que otros eventos, la Feria, que estaba prevista para junio, tuvo que aplazarse debido al estado de alarma y, para su celebración en octubre, ha desarrollado un diseño regido por estrictos controles de seguridad siguiendo los protocolos definidos en el documento Feria Segura y en la Guía de medidas preventivas FLM20.

“La preocupación por la salud de montadores, repartidores, expositores y visitantes estará garantizada por los protocolos de medidas que se activarán”, afirma la comisión en el comunicado.

También los expositores cuentan con protección económica ya que, si fuera necesaria la cancelación de la feria por la autoridad sanitaria, y por razones de fuerza mayor, el dinero desembolsado por los expositores para su participación les será devuelto por la Feria.

El encuentro con el lector

La Feria del Libro de Madrid es un símbolo de la cultura para la ciudad, es una Feria comercial y es, además, el encuentro del sector del libro con los lectores; y esta conjunción de significados, a la que se suma el Parque del Retiro como escenario, la convierten en un evento único a nivel mundial.

“Es una referencia internacional. En 2019 concentró a 361 casetas, más de 5.200 actos de firmas y a más de 2 millones de visitante. Para los editores es de vital importancia, pues permite visibilizar la mayor oferta editorial española”, asegura Paulo Cosín.