Las recomendaciones literarias de los impulsores de la Biblioteca Resistiré para estas Navidades

diciembre 22, 2020 0 comments ortega19 Categories Propuestas literariasTags ,

La Biblioteca Resistiré convirtió los libros y la lectura en parte importante de la recuperación de los más de 4.000 pacientes de covid-10 que convalecieron en el hospital de campaña de IFEMA. En los días más duros de la pandemia, les proporcionó libros, revistas, pasatiempos y gafas de lectura, procedentes de donaciones.

Sus impulsores, las enfermeras del SUMMA 112 Ana Ruiz y Alba Justicia y los voluntarios Mar Eguiluz (SAMUR Protección Civil) y José Luis Molinero, premiados con el Antonio de Sancha 2020, son este mes los encargados de recomendarnos las mejores lecturas para terminar un año difícil y estrenar el 2021 cargados de esperanza.

Aquí van sus propuestas.

 

Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami. Ed. Tusquets

Recomienda: José Luis Molinero, voluntario de la Biblioteca Resistiré.

José Luis es periodista y escritor. Cuando le propusieron colaborar con la Biblioteca Resistiré puso a disposición su coche y su tiempo. Se encargaba en las mañanas de ir a recoger todas las donaciones. Además de las tareas de bibliotecario improvisado, José Luis también ejercía como consejero de lecturas y gestionaba pedidos de libros que le solicitaban los pacientes y que no estaban en los carros.

Como autor, José Luis obtuvo en 2007 un accésit en certamen Nacional de Poesía José María Calvo y publicó su primera novela, La luz del agua. En 2011, La señal del tuco, su segunda novela, fue finalista en el certamen de Novela Ciudad de Almería. En 2013 publicó su tercer título, Doble vida.

DE QUÉ VA EL LIBRO: Hajime vive una existencia relativamente feliz –se ha casado, es padre de dos niñas y dueño de un club de jazz– cuando se reencuentra con Shimamoto, su mejor amiga de la infancia y la adolescencia. Renace entonces en Hajime una atracción que le hace estar dispuesto a dejarlo todo por ella… Una historia sobre amores perdidos y recobrados, sobre la consumación de una promesa de plenitud.

Haruki Murakami (Kioto, 1949) es uno de los pocos autores japoneses que han dado el salto de escritor de prestigio a autor con grandes ventas en todo el mundo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka, el Jerusalem Prize o el Hans Christian Andersen, y su nombre suena reiteradamente como candidato al Nobel de Literatura.

POR QUÉ LO RECOMIENDA. Lo recomiendo, aparte de por ser un libro íntimo, introspectivo, muy bien escrito y de lectura sencilla, porque refleja una realidad que a todos nos ocurre a veces. Tenemos la sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor, idealizándolo, en lugar de mirar hacia adelante, con optimismo, apreciando todo lo que la vida nos ofrece en este momento. Somos ciegos e injustos con nuestro presente y excesivamente nostálgicos y generosos con nuestro pasado.

 

Fantasía de invierno, de José Fran González Amorós. Editorial Círculo Rojo

Recomienda: Alba Justicia, enfermera del SUMMA 112

Alba Justicia llevó a IFEMA cerca de 80 libros de su biblioteca personal y movilizó a sus compañeros para unirse a la iniciativa. Alba, enfermera titulada del SUMA 112 desde 2005, aprovechaba sus turnos en el hospital provisional de IFEMA para dejarles alguna sorpresa a los pacientes: gominolas, una tarjeta, una manualidad hecha por ella misma… “Soy cuidadora por naturaleza. De los pacientes, de los amigos, de la familia”.

Es también una gran lectora; “Mis pasiones son viajar y leer. Leo cada día, y durante muchos años he animado a mis amigos a que leyeran. Les recomendaba Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza, porque es un libro divertido, sencillo que te atrapa y que les podía aficionar”.

DE QUÉ VA EL LIBRO: Hace ya mucho tiempo que desaparecieron del bosque de abedules los elfos, duendes, gnomos y hadas. Los demonios que moraban en las entrañas de la tierra acabaron con la fantasía que allí reinaba. Marina y su mamá, la Sra. Elvira, viven en una casita en el valle, ajenas a los peligros que acechan. Pero un ser mágico llamado Mendrito ha llegado al valle procedente de un misterioso lugar.

La fantasía que trae el invierno quiere despertar la magia de los días pasados, hacer desaparecer los demonios que habitan ahora en el bosque, para que los cuentos de hadas regresen de nuevo y no sean olvidados nunca jamás…

POR QUÉ LO RECOMIENDA: En estos tiempos difíciles, nada mejor que despertar la magia de tiempos pasados. José Fran nos adentra en un mundo de fantasía, volviendo así a nuestra infancia. Los niños podrán ver la esencia de un cuento clásico y los mayores recordarla. Como todo libro infantil, traza una línea de trama psicológica, imaginación y aventura que se mezclan en Navidad.

El libro tiene además unas ilustraciones impresionantes que te ayudan a imaginarte mejor a los personajes y una receta de almendrados apta para cualquier época del año, pero más aún para estas fechas.

 

Libros que salvan vidas, de Ana María Ruiz López. Editorial Plataforma

Recomienda: Ana María Ruiz López, enfermera del SUMMA 112

Ana se define como una “enfermera lectora”. Su afición por la lectura la llevó hace muchos años a formar parte de un club de lectura, “La Chata”, en su barrio de Carabanchel. Es enfermera titulada del SUMMA 112, madre de tres hijos y una de las impulsoras de la Biblioteca Resistiré, que comenzó con la aportación de sus compañeras del club de lectura.

El pasado 11 de noviembre, publicó Libros que salvan vidas. Una biblioteca de campaña en tiempos de pandemia, que ha sido galardonado con el Premio Feel Good 2020 que otorga Fundación La Caixa.

DE QUÉ VA: La irrupción del coronavirus ha cambiado la vida de todos. Durante la pasada primavera, la propagación de la enfermedad puso a prueba la resistencia de nuestro sistema de salud, que tuvo que dar respuesta, con el esfuerzo y la entrega de todo el personal sanitario, a una ola de contagios que amenazaba con colapsarlo. En medio de un paisaje tan oscuro, hubo ejemplos luminosos de solidaridad fuera de lo común.

Este libro es el testimonio de la creación de la biblioteca Resistiré en el hospital de campaña de IFEMA en Madrid. Como buena lectora empedernida, el objetivo de Ana era acercar los libros a las personas allí ingresadas para hacer más confortable su convalecencia y, en definitiva, ayudar a su recuperación. Una iniciativa singular donde confluyen la vocación de ayudar a los demás y el papel de los libros para sobrellevar momentos difíciles. Esa experiencia, generosa y empática, en un contexto sombrío y angustioso, con el trasfondo de la nueva pandemia, queda admirablemente reflejada, con sinceridad y humanidad, pero sin sentimentalismos, en este libro.

POR QUÉ LO RECOMIENDA: Es libro que homenajea a la lectura y a la gente buena, verdaderos protagonistas de la obra. Con su lectura se ofrece compañía, cuidados y atención al lector, gestos necesarios no sólo dentro del contexto de enfermedad sino para cualquier persona en cualquier momento de su vida. Además, las múltiples reseñas a obras literarias hacen que se despierte o recupere el interés y el amor por los libros.

 

El colgajo, de Philippe Lançon. Editorial Anagrama

Recomienda: Mar Eguiluz, voluntaria de SAMUR Protección Civil

Mar es regidora de espectáculos teatrales y voluntaria del SAMUR- Protección Civil. En el hospital se ocupó de tareas administrativas relacionadas con admisión de pacientes, asignación de camas… y en la gestión de la Biblioteca Resistiré, a quien ella misma bautizó, y en la que realizó, junto a José Luis, todo el trabajo de clasificación y de distribución de los libros entre los pacientes.

“La lectura es parte de mi vida, heredé esta pasión de mis padres y se la he transmitido a mi hija, cuyo hobby con 18 años es devorar libros. En la biblioteca recogía los libros descolocados y los reorganizaba, aconsejaba -bajo mi humilde criterio-, buscaba títulos y ayudaba, daba gafas de lectura si lo necesitaban y, sobre todo, les escuchaba”.

DE QUÉ VA EL LIBRO: Con una prosa llana y un estilo depuradísimo, Lançon nos ofrece en El colgajo un vastísimo retrato de su vida –de París, de Francia, del mundo– después de haber sobrevivido al terrible atentado de Charlie Hebdo del 7 de enero de 2015. Ese retrato, que es necesariamente una reconstrucción, corre paralelo a otras reconstrucciones: la de su mandíbula –destrozada por una bala– y la de su nueva vida después de aquella mañana. Porque ¿cómo es posible vivir después de haber sufrido un atentado, uno en el que tantos compañeros y amigos han perdido la vida? ¿Qué supone seguir viviendo cuando se ha estado en el infierno en la tierra? ¿No es eso también una condena?

Con un tono mesurado, lleno de reflexiones sobre el paso del tiempo, sobre las personas que fuimos y las que seremos, Philippe Lançon traza una estupenda cartografía emocional del individuo vulnerable de nuestros días. Sin rehuir la crueldad del acontecimiento, se detiene en los hechos cotidianos de antes y después del atentado, en la vida hospitalaria y la larga reconfiguración de una nueva identidad. El ingreso modifica su vida y la vida de las personas de su entorno; modifica sus sentimientos, sus recuerdos, su manera de leer, de escribir y hasta de respirar. El miedo, la dependencia y la culpa se apoderan del narrador, que busca señales sin cesar cuando las referencias se pierden de continuo.

Por estas páginas desfilan amigos, familiares, parejas y compañeros de trabajo que conocieron al viejo Lançon y que contribuirán a que nazca el nuevo, el otro. Pero sobre todo destacan los miembros del personal sanitario, esos ángeles que le darán al autor un nuevo rostro y cuya presencia, como la de la literatura (Shakespeare, Kafka, Proust) y la de la música (Bach, Bill Evans), va punteando todo el libro y el nacimiento de la nueva existencia.

POR QUÉ LO RECOMIENDA: Es muy difícil recomendar solamente un libro… cuando estaba en IFEMA y los pacientes venían a la biblioteca para pedirme lectura, intentaba saber algo más de ellos, acercarme un poco a su personalidad o intuir lo que buscaban (si era evasión, emoción, saber…) para poder acertar… y no era tarea fácil.

Me he decidido por El colgajo porque es un libro que deja una profunda huella. No es una novela y es más que una biografía, es el camino que emprende una persona para poder volver a vivir después de sufrir un gran trauma, como el atentado en la redacción de Charlie Hebdo que le voló media cara a Lançon. Alguien que está en emergencias sabe que un instante en la vida lo puede cambiar todo y que las miles de preguntas que surgen después te ocupan el alma.

Su lectura te atrapa y te remite a otros libros, músicas… a otros recursos que el periodista utilizó para poder seguir adelante, porque ni los terroristas ni la terrible agresión ocupan el centro del libro, sino la partida para su personal reconstrucción.

Premio Antonio de Sancha 2020 Biblioteca Resistiré
De izquierda a derecha: Mar Eguiluz, José Luis Molinero, Alba Justicia, Ana Ruiz